No es la primera vez que hablamos de la disfagia en nuestro blog de Guisos. Para resumirlo brevemente, la disfagia es la dificultad para tragar comida debido a muy variadas enfermedades como un tumor cancerígeno en la boca, el esófago, los pulmones, trastornos cardiocirculatorios o del metabolismo.

Es muy común que la experimenten los ancianos, ya que ellos suelen sufrir cómo se va deteriorando poco a poco la ingestión de los alimentos, independientemente de que sean sólidos o líquidos, desde que la comida entra en la boca hasta que llega al estómago. Según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, SEGG, la presentan entre 5 y 6 de cada 10 mayores.

Frente a la disfagia, los expertos proponen recurrir a la texturización de las comidas lo que, no solo ayuda a que los alimentos sean ingeridos más fácilmente (ya que son más consistentes que los menús o purés), sino que también contribuye a que resulten más apetitosos, beneficiando al bienestar nutricional de las personas mayores que, al mismo tiempo, no pierden ninguna sustancia nutritiva a lo largo del proceso de la digestión. 

Se pueden texturizar numerosas recetas de la dieta mediterránea lo que hace que ellos puedan disfrutar del mismo plato que los demás comensales sin sentirse excluidos por tomar comida texturizada.

Otros factores ventajosos de la texturización de las comidas son:

- Aumento notable del gusto por la comida ya que se conservan los aromas, sabores y colores primitivos de los alimentos.

- Los platos se hacen más apetecibles puesto que, además de resultar suaves y homogéneos, la texturización admite la combinación de diversos ingredientes. Por ello, es posible ofrecer muy diferentes platos con alimentos naturales, contribuyendo a un mayor bienestar de los mayores.

- Es fundamental que los platos que se texturicen sean lo más similares posible a la dieta que solía consumir el mayor antes de que apareciera el problema de disfagia para que no piense que es desplazado o tratado de manera distinta a los demás. Esto ayuda a que mantengan un buen estado emocional.

- Emplatar de manera atractiva es muy importante ya que, cuando un plato “entra por los ojos” se hace más apetecible. Para lograrlo, se pueden añadir salsas, aderezos y aceites que les aporten olores, sabores y colores, siempre que se tenga en cuenta la consistencia idónea de los ingredientes.

En Guisos preparamos platos texturizados pensando en las personas que padecen el problema de la disfagia. Según la necesidad de cada cliente, los podemos preparar con diferentes grados de texturización (purés, triturados, texturizados…). Si estás interesado en que texturicemos los platos de tu pedido, indícalo a la hora de hacerlo llamando a los teléfonos 955 692 393 / 646 440 590.