En artículos anteriores ya hemos hablado sobre las propiedades del licopeno como antioxidante, y su presencia en multitud de frutas y verduras. Hoy queremos volver sobre este pigmento natural para señalar algunas curiosidades que invitan a consumir alimentos ricos en este carotenoide.

No solo se encuentra en el tomate

No solo en los tomates podemos encontrar licopeno, ni en todos los vegetales de color rojo está presente siempre. Por ejemplo, se encuentra en el pimiento rojo, sandía, habas y perejil, estando ausente por ejemplo en las fresas.

No se disuelve en agua

A pesar de que no se disuelve en agua fácilmente, se encuentra curiosamente en algunos alimentos cuyo porcentaje de este elemento es muy alto. El secreto para su presencia en ellos es que se sitúa en el interior de las células, más concretamente en la pared interior celular. Ya una vez ingerido, el licopeno se aloja sobre todo en la próstata en el caso de los hombres, además de otras zonas como el riñon o hígado o las grasas.

Reduce la probabilidad de padecer cáncer de próstata

Como hemos indicado en el apartado anterior, se suele alojar en la próstata, y sus propiedades antioxidantes han llevado a concluir, según algunos estudios, que esta presencia disminuiría en más de un 40% las probabilidades de desarrollar un cáncer de próstata, si bien, son necesarios nuevas investigaciones para aseverar al 100% esta afirmación.

Potente antioxidante ante el envejecimiento de las células

Al ingerir alimentos ricos en licopeno, este se distribuye por tejidos y células como protector ante el efecto que causa el oxígeno en los mismos en forma de envejecimiento.

Efectos positivos en la sangre

El licopeno se ha revelado como un importante agente en la reducción del colesterol en sangre, así como beneficioso en la prevención de infartos.

Es más efectivo si se cocina

El hecho de cocinar los alimentos poseedores de licopeno, sin que se necesiten temperaturas demasiado elevadas, facilita su absorción. Un claro ejemplo son las salsas que contienen tomate.

Buena combinación con el aceite

Cuando se ingiere junto con aceite, su asimilación es mucho más efectiva al ser liposoluble en contraste con su escasa disolubilidad en agua comentada anteriormente

Beneficioso en la prevención de cataratas

El licopeno como antioxidante, es beneficioso para nuestra visión al prevenir el deterioro de la mácula del ojo.