Como ya ha ocurrido en otras crisis epidémicas, el temor a contraer la enfermedad, en este caso el Covid-19, a través de la comida, es uno de los grandes miedos que nos plantean nuestros clientes.

Para dar una contestación al respecto, basándonos en las evidencias científicas que se tienen del virus, debemos tener en cuenta las recomendaciones de los organismos oficiales:

Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)

“Los científicos y las autoridades de todo el mundo que están monitoreando la propagación del virus, aseguran que no ha habido informes de transmisión a través de los alimentos.”

En cualquier caso, se considera seguro el consumo de alimentos cocinados ya que los virus, en general, son mucho menos resistentes a los tratamientos térmicos que cualquier patógeno habitual de los alimentos.

La Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria (ANSES) determina que:

“El calor es un buen método para destruir el virus y aconseja cocinar los alimentos a más de 60 grados durante 4 minutos”.

Un tratamiento térmico mucho más débil que los tratamientos habitualmente empleados en el cocinado de alimentos.

En línea con la Agencia Francesa, el Centro de Investigación en Ciencias de la Alimentación (CIAL), del CSIC, apunta que…

“En estos momentos tal vez sea mejor cocinar los alimentos que tomarlos crudos, pero más por una cuestión de minimizar riesgos que porque haya evidencia científica de contaminación a través de alimentos crudos”.

Por otra parte, en cuanto a los envíos de comida, el Centro para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) sostiene:

"Es probable que exista un riesgo muy bajo de propagación a través de productos alimenticios o envases que se envían durante un período de días o semanas a temperaturas ambiente, refrigeradas o congeladas".

También la Autoridad Irlandesa de Seguridad Alimentaria (FSAI) subraya que:

"Los coronavirus necesitan un huésped (animal o humano) para crecer y no pueden crecer en los alimentos. Se da por sentado que el cocinado mata al virus".

Igualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS):

Ha emitido una serie de recomendaciones en cuanto la preparación y manipulación de las comidas preparadas, que no difieren de las buenas prácticas de higiene que se vienen empleando de forma habitual.

Basta por tanto con emplear las prácticas de siempre en el cocinado y envasado.

Por todo ello y teniendo en cuenta que la calidad de nuestra comida está controlada por Laboratorios Microal, especialistas en agroalimentación, los platos preparados y envasados de Guisos, no presentan peligro para su consumo y no se debe temer su utilización en la crisis actual.