En la incesante búsqueda de nuestros científicos por encontrar soluciones o tratamientos que nos ayuden a combatir esta pandemia de la COVID-19, científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) apuntan a la Vitamina D común arma para ayudar a reducir de una forma rápida la carga viral de las personas infectadas por coronavirus.

Se trata de una vitamina que puede generar el propio cuerpo a través de la exposición al sol.

Dado que no es conveniente tomar demasiado el sol sin protección solar, y que su uso atenúa la producción de la Vitamina D por esta vía, es necesario buscar otras formas de obtenerla, principalmente mediante la alimentación.

Alimentos que contienen Vitamina D

Por todo lo comentado, debemos tratar de introducir en nuestra dieta aquellos alimentos que nos puedan aportar las cantidades recomendadas de Vitamina D. Los principales serían:

 La leche y los cereales fortificados.

 Los pescados grasos (caballa,  salmón,  atún o  sardinas).

 El hígado vacuno, la yema de huevo y el queso.

 Los hongos.

 Las bebidas vegetales de soja, avena, etc.

 Algunos yogures y margarinas.

Puede suceder que en algunos casos, personas pertenecientes al grupo de la tercera edad, tengan dificultades en la absorción de la Vitamina D procedentes de alimentos, y además, no tengan facilidad para una suficiente y habitual exposición al sol.

Son estos los casos en los que puede recomendarse la opción de un complemento vitamínico que contenga Vitamina D en las cantidades apropiadas, sin que ello exima de consumir alimentos ricos en esta vitamina como los nombrados anteriormente, ni signifique que no sea necesario tratar de tomar el sol de forma moderada cuando sea posible.

¿Cuál es la cantidad de Vitamina D recomendada?

La cantidad diaria recomendada de Vitamina D según recomendación del Comité de Nutrición y de Alimentos:

 400 UI (Unidades Internacionales) para niños hasta 1 año.

 600 UI para personas entre 1 y 70 años.

 800 UI para mayores de 70 años.

Por último indicar que si un déficit de vitamina D es perjudicial, también lo es un exceso. Por ello, se recomienda las cantidades diarias adecuadas a través de la alimentación y la exposición al sol, acudiendo excepcionalmente a complementos en los casos ya comentados de dificultad de absorción o exposición a la luz solar.

Protege tus huesos y tu sistema inmune siguiendo una dieta variada y equilibrada como la que te proponemos en nuestros menús. Entra en guisos.com y consulta nuestros packs semanales. Haz tu pedido y te lo llevamos a casa en 48/72 horas.