En esta época del año en la que hay más tiempo de ocio y diversión, es cuando más dejamos de lado el cuidado de nuestra alimentación: las vacaciones, la playa, piscina, salir a cenar con los amigos, etc.

Las malas costumbres se adoptan rápido y luego es complicado volver a retomar una rutina saludable, por lo que este descuido veraniego puede repercutir en nuestra salud y estado físico.

En este artículo os vamos a dejar algunos consejos que debemos seguir para tener una alimentación adecuada en verano.

Consejos para cuidar la alimentación en vacaciones

Estos son los tips que nos indican los expertos en nutrición consultados para mantener una vida saludable durante nuestras vacaciones:

    • Beber agua: En días de mucho calor hay que tener siempre una botella de agua a mano. También pueden valer otras bebidas como la limonada o los zumos naturales.
    • Evita comer en grandes cantidades: Es habitual en vacaciones quedar con amigos o salir a comer a la calle para combatir el calor. Hay que evitar pedir todo lo que nos entra por los ojos, es mejor comer solo lo que se necesita sin excederse.
    • Estipula horas de comidas: Lo mejor es realizar entre 4 y 6 comidas todos los días. Si no hacemos alguna de estas comidas, lo más probable es que lleguemos a la siguiente con mucha más hambre y comamos con ansiedad.
    • Cuidado con los fritos, rebozados y los helados: Es más saludable consumir productos hechos a la plancha o al horno, tienen menos grasas. A los helados es difícil resistirse, pero hay alternativas; los helados caseros de frutas o yogur son más sanos y contienen menos azúcares y calorías.
    • Come pescado y fruta: En el caso del pescado, proporciona proteínas y a la plancha vienen muy bien para una dieta saludable y equilibrada. La fruta nos aportará vitaminas, fibra y agua para estar bien hidratados ante las altas temperaturas.

¡Espero que os acordéis de este artículo cuando estéis en el chiringuito! :D Ante todo… ¡Disfrutad del verano!