Son muchos los nutricionistas que recomiendan el consumo frecuente de legumbres por diversas razones:

 -         Son un alimento muy completo ya que aporta muchos beneficios a la salud de las personas que lo consumen.

-         Son imprescindibles en nuestra Dieta Mediterránea.

-         Su coste no es elevado.

-         Ayudan al sostenimiento del medio ambiente y a la seguridad alimentaria.

A pesar de todo, las legumbres han sido relegadas al olvido por muchos en la actualidad y cada vez es menos habitual verlas en nuestros menús diarios. De hecho hasta 2015, su consumo ha caído en más del 75%, por persona y día, según datos aportados por el MAPAMA o Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En este sentido, se ha publicado el  “Informe sobre Legumbres, Nutrición y Salud” de la mano de la FEN o “Fundación Española de la Nutrición” y la AECOSAN o “Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición”, en el que se defiende la relevancia de este tipo de alimentos para nuestra salud, al mismo tiempo que se invita a aumentar su frecuencia de consumo.

Hoy por hoy, en nuestro país, se aconseja tomar legumbres entre tres y cuatro veces a la semana. Sin embargo, en el año 2015, solo se tomaba este alimento una vez a la semana, a excepción  de algunas CCAA como Asturias, País Vasco, Navarra, Aragón, Castilla-La Mancha o Cantabria, donde su consumo estaba levemente por encima de la media.

Mientras a principios de la década de los 80, donde menos se comían legumbres era en la Comunidad Valenciana y donde más, en Cantabria, hace dos años, el puesto en el consumo más bajo de legumbres lo ha pasado a ocupar la Comunidad andaluza. Es en esta última comunidad donde más se ha reducido la compra de este grupo de alimentos.

Si nos paramos a estudiar los hábitos de alimentación y nutrición de la población española, según el Estudio ANIBES, por sexos, son los varones los que más consumen legumbres en general y, visto por edades, son los mayores los que toman más que los jóvenes.  

En base a este estudio, las legumbres aportan en nuestra dieta:

-         Un escaso 2,2 por ciento del aporte energético total.

-         Un 0,5 por ciento de grasas

-         Algo más de un 3 por ciento de proteínas y carbohidratos, respectivamente.

-         Casi un 10 por ciento de fibra.

La reducción de las legumbres en nuestra dieta es debida, según los especialistas, al rápido cambio sufrido por las costumbres alimentarias de los españoles, que han ido relegando, progresivamente, productos tradicionales y básicos en favor de otros más procesados y elaborados.

A la vista de estas cifras, se pretende trabajar en grupo, con distintas instituciones, ministerios y asociaciones, para estudiar la mejor manera de enseñar a los niños, desde las primeras etapas educativas, a comer saludablemente e impulsar el consumo de estos productos básicos tan fundamentales en nuestra dieta mediterránea.