Seguro que no será la primera vez que preguntas qué es lo que vas a comer hoy y te responden que hay “sobras”. Las sobras son realmente una comida estupenda que no debería despreciarse, sobre todo, si nos preocupa el desaprovechamiento de los productos que empleamos para cocinar. Tirar alimentos que se desperdician es una mala costumbre que en la que deberíamos trabajar para corregirla.

Independientemente de ello, existen platos que se han ganado una mención especial ya que, no solo aguantan perfectamente refrigerados, sino que, además, están incluso más ricos que el primer día. 

Puede que unos huevos revueltos de la noche anterior sepan a gloria en el desayuno bien porque estamos hambrientos o porque nos gustan los huevos de cualquier forma, pero, es que hay comidas o dulces que después de reposar unas horas, ciertamente saben mejor porque se asientan. La realidad es que lo “recién hecho” puede que no siempre sea lo mejor.

Algunos de los platos a los que nos estamos refiriendo son:

Los guisos y estofados

Hablamos de unas costillas con patatas, una ternera a la jardinera, un marmitako… Mmmmm, se nos hace la boca agua solo de pensar en ellos. Cuando reposan, la carne o el pescado y las verduras liberan todos sus jugos consiguiendo que la salsa coja más cuerpo y estén más deliciosos que recién cocinados.

Otros platos que también se comen con cuchara

A casi todas las recetas de “cuchareo” como el cocido, la fabada o el potaje les ocurre lo mismo que a los guisos. Dejarlo de un día para otro en la nevera hará que se potencien todos los sabores.

Las pastas con bechamel

Si bien es cierto que para cualquier loco por la pasta solo estará buena la que se acaba de preparar, una lasaña, canelones u otra pasta hecha al horno con bechamel estará deliciosa si dejamos que la salsa se compacte junto con los demás ingredientes del plato. Gratinarlo de nuevo con un poco de queso rallado en el momento hará que tenga mejor aspecto y que sepa aún mejor. 

Los platos condimentados con curry

Aunque lo idóneo sería cocer o saltear arroz para condimentarlo en el momento con el curry preparado aparte y con antelación, hay tipos de arroz como “el basmati” que están perfectos para comerse al día siguiente. De hecho, hay quien cree que está más rico recalentado.

Postres

No es necesario que te comas un brownie, un pastel de zanahoria o una tarta de queso enteras por miedo a que se estropeen, estarán igual de ricas o más después de unas horas de reposo.