El pasado 20 de noviembre tuvo lugar el 1er Foro Nacional de Alimentación Responsable dedicado al estudio y análisis de la Restauración Colectiva en los diferentes grupos de edad. El Foro fue organizado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas en colaboración con la Academia de Nutrición y Dietética española.

Asistieron más de medio centenar de conferenciantes, especialistas y profesionales, con experiencia en diversas áreas como la producción agrícola, las empresas públicas, asociaciones de consumidores y de pacientes, la restauración colectiva, la formación y asociaciones de padres de escolares, que intervinieron en las distintas mesas de debate.

Los representantes de ambas entidades, así como el resto de asistentes al foro, defendieron la consecución de dos objetivos básicos para ellos:

-        Conseguir una mejor “alfabetización alimentaria” de los españoles.

-        Promover nuestra dieta mediterránea, basada, principalmente, en el consumo de vegetales.

Los máximos representantes del CGCODN señalaron que alimentarse responsablemente habituándose a los platos propios de la Dieta Mediterránea es sinónimo de salud, previene enfermedades y mantiene nuestro bienestar físico y mental. Para lograr esto, hay que observar diversos principios trasversales en la cadena alimenticia completa, hasta llegar a consumidor.

En este mismo sentido, los especialistas en nutrición y dietistas recordaron que esta Dieta es la que produce menos “impacto medioambiental” y más efectos positivos sobre nuestra salud y la de la economía comunitaria siempre que la asociemos con pautas que cuiden el medio ambiente, vinculadas con servicios relacionados con la alimentación tales como la disminución del uso de plásticos, el fomento del empleo de materiales biodegradables y una mejora en la gestión de residuos.

Durante el foro, se remarcó la importancia de que se entablara una comunicación fluida y constante con todas las autoridades públicas, desde la local hasta la estatal, siendo necesario su respaldo y ayuda. Los especialistas también hablaron sobre el rol tan importante que tienen las corporaciones municipales en el impulso a la economía circular, así como en el soporte a los pequeños productores.

Por otro lado, desde el punto de vista social, insistieron en que una "mayor alfabetización alimentaria" es necesaria. Se debe educar y concienciar a todos los grupos de población al mismo tiempo que se debe favorecer su acceso a una dieta saludable.

Los participantes instaron a que las diferentes administraciones se impliquen en el ordenamiento y difusión de manuales sobre alimentación en relación con distintos ámbitos alimentarios como el de la formación educativa de niños, el personal de los centros escolares y universitarios, centros sanitarios y residenciales, en empresas y comedores laborales. Estas guías estarían dirigidas a formar en varias áreas: la sanitaria, la educativa y el cuidado del medio ambiente.    

Por último, los profesionales también subrayaron la importancia de fomentar que el gobierno tome decisiones encaminadas a mejorar la situación laboral de los profesionales del sector agrícola, ganadero y pesquero, en tanto en cuanto que son la base de la cadena alimentaria, que aseguren un precio digno de los alimentos y que den a conocer su lugar de procedencia.