La incertidumbre vivida durante el confinamiento provocado por el COVID19, hizo que durante algunas semanas hubiese un afán por acumular alimentos en previsión de un posible desabastecimiento, o bien ante la posibilidad de que se adoptaran medidas que impidiesen acudir de forma regular a hacer la compra.

Esto ha provocado que durante ese tiempo, en muchos casos, se hayan modificado hábitos en la  alimentación y se haya podido abusar de productos no demasiado saludables ante la imposibilidad de adquirir productos frescos. Esto unido a que se ha llevado una vida sedentaria, ha contribuido a un aumento de peso generalizado en la población.

Desde una alimentación enfocada al fortalecimiento del sistema inmunitario, también se puede luchar contra este virus. Para ello, debemos basar nuestra alimentación en alimentos que favorezcan su buen funcionamiento. Incluir en nuestra dieta platos que nos aporten zinc, cobre, hierro o Vitaminas A, C y E, nos pueden ayudar a combatir mejor esta pandemia.

En esta época del año, podemos aprovechar las altas temperaturas para orientarnos hacia menús más frescos y saludables. Para ello, contamos con alimentos positivos para el sistema inmune como las verduras, legumbres, frutas y pescados: ensaladas con un añadido de algún pescado, gazpacho, macedonia de frutas…

Además, es muy aconsejable mejorar el tránsito intestinal con productos que nos aporten fibra. Volvemos a hacer mención en este caso a las verduras, frutas, legumbres y cereales. Se consigue un doble objetivo: sensación de estar saciado y beneficios para nuestro sistema digestivo.

Por último, y no menos importante, la hidratación debe ser continua. Seguimos recomendando beber en torno a los dos litros de agua diarios, o incluso algo más, en función siempre del ejercicio físico realizado. En caso de querer sustituir el agua por otros líquidos, para un consumo diario es compatible alguna infusión sin azúcar, quizás aunque de una forma más ocasional, zumos de naranja o limón que además nos aportan vitamina C, o batidos a base de frutas.

En definitiva, mientras podamos planificar nuestra compra y no haya restricción alguna para ello, aconsejamos elaborar un plan a la hora de hacer la compra en el que los alimentos frescos ocupen un lugar preferente, evitando productos azucarados o ricos en grasas.

Desde guisos.com podemos ayudarte a cumplir todas estas recomendaciones de una forma fácil y rápida. Consulta nuestros menús elaborados bajo la influencia de nuestra Dieta Mediterránea. Envíos a toda España peninsular en un plazo de 48/72 horas.