Mucho se ha hablado de los beneficios contrastados de seguir la dieta mediterránea, y prueba de ello es su creciente uso en los menús de hospitales. Como hemos comentado en artículos anteriores, la dieta mediterránea previene a medio o largo plazo de enfermedades cardiovasculares, cáncer de mama, diabetes tipo 2 o incluso demencia.

Los servicios de nutrición de los hospitales de Albacete han incorporado una serie de cambios este último verano y piensan mantener esta línea durante todo el año. Entre estos cambios se puede destacar el uso de: Más legumbres, una gran variedad de pescados y frutas.

Aunque en los menús se ofrecen varias alternativas, la idea es que los pacientes tomen 5 raciones de fruta diarias y consuman más verduras y legumbres, que principalmente se presentan en los platos como guarnición.

Menos carnes rojas y carnes procesadas

Para el consumo de proteínas se apuesta por aumentar la ingesta de pescados y proteínas vegetales, disminuyendo considerablemente las carnes rojas y las carnes procesadas. Además, se utilizan las legumbres 3 veces a la semana y el pan integral reemplazando al pan refinado o con azúcares.

Otro factor a tener en cuenta es que ahora se sirve mucha más comida casera y menos precocinados.

La dieta mediterránea facilita la recuperación de los pacientes

Toda esta nueva metodología influye en la buena recuperación de los pacientes y se sientan las bases para adoptar buenas costumbres en cuanto a alimentación. Esto último, es uno de los principales objetivos de esta iniciativa, ya que se quiere concienciar a todo el mundo sobre la importancia de una buena alimentación y de los pilares esenciales de la dieta mediterránea.

Si quieres cambiar tus hábitos de alimentación y quieres comenzar con la dieta mediterránea, échale un vistazo a nuestros platos y menús a domicilio.