Según un estudio realizado por científicos españoles, la dieta mediterránea no solo ayuda a nuestro organismo a “estar más en forma” sino que también favorece que nos sintamos bien mentalmente.

Prevenir enfermedades cardiovasculares con la dieta mediterránea

Muchos estudios han corroborado desde hace tiempo, que el uso de la dieta mediterránea previene la aparición de enfermedades cardiovasculares, la diabetes o el Alzheimer entre muchas otras.  

Esto se debe a la poca utilización de carnes rojas y procesadas y a comer con frecuencia otros productos como por ejemplo: frutas, cereales, pescado, pollo, verduras, legumbres, etc.

La dieta mediterránea puede mejorar nuestro estado de ánimo

Los datos obtenidos en esta investigación realizada en España con casi 2500 personas de distintas Comunidades Autónomas, reflejan que cuando seguimos la dieta mediterránea con regularidad nos sentimos mejor con nosotros mismos y tenemos mayor equilibrio psicológico.

Según los investigadores, para llegar a esta deducción no se han tenido en cuenta otras circunstancias que también puede influir en nuestro estado anímico, como por ejemplo: género, edad, actividad física diaria, consumo de tabaco o alcohol entre otros.

Por último, en el estudio también se recalca que los resultados no se pueden considerar definitivos, y que no se puede asegurar con rotundidad que si basamos nuestra alimentación en la dieta mediterránea tengamos garantizado sentirnos bien psicológicamente. Lo más probable es que haya otros componentes que nos influyan mentalmente y se irán descubriendo en futuras investigaciones.

Como os hemos comentado en otras ocasiones, en nuestros menús a domicilio tenemos muy en cuenta la dieta mediterránea por ser unos de los referentes de la alimentación saludable. ¿Todavía no has probado nuestros platos