Un grupo de investigadores de la Universidad de Tufts han realizado un descubrimiento inesperado sobre una propiedad del tomate que podría tener una repercusión directa en la prevención del cáncer de hígado.

Tuvo tanta repercusión este estudio que los resultados se publicaron en la prestigiosa revista cientifica “Cancer Prevention Research” Puedes encontrar el artículo entero aquí: http://cancerpreventionresearch.aacrjournals.org/content/7/12/1219

A raíz de este hallazgo, investigadores de diversos centros de nutrición humana y dietética, han desarrollado investigaciones con otros alimentos para ver cómo afectan a diferentes tipos de cánceres como el pulmonar, hepático o de colon.

El componente “mágico” del que estamos hablando es el licopeno, un antioxidante que aporta un tono rojizo a algunas frutas aunque es en el tomate, un producto muy habitual en los platos de comida sana propios de la dieta mediterránea, donde encontramos una mayor cantidad de este elemento.

En el estudio de la Universidad de Tufts, se demostró que el tomate ayuda a prevenir el riesgo de sufrir enfermedades del sistema cardiovascular, osteoporosis, diabetes y algunos cánceres como el de próstata o el de colon. Asimismo, se determinó que el consumo de dos tomates al día es suficiente para conseguir el aporte diario de licopeno necesario para realizar dicha función.

Sabemos que para la mayoría de nosotros, la salud es lo primero, por este motivo, no dudes en pasarte a la comida sana. En Guisos cuidamos de la alimentación de nuestros clientes y queremos presentaros “Maduríssima”, una crema de tomate elaborada con tomates seleccionados minuciosamente de la mata, para que los niveles de licopeno se encuentren al máximo y puedan aportar todos los beneficios citados anteriormente.

Este producto lo puedes encontrar aquí:  https://guisos.com/platos/82-madurissima-.html