En la primera parte del artículo, Beneficios para nuestro cuerpo del almidón resistente (I), ya os explicamos qué era la microbiota y cómo cuidarla.

Uno de los medios para mejorar nuestra microbiota, era consumir alimentos con almidón resistente, considerado uno de los mejores prebióticos que existen.

¿Qué es el almidón resistente?

Habitualmente conocemos el almidón como una sustancia que se encuentra en las patatas o en los cereales y que se convierte en glucosa con bastante facilidad. Pero el almidón resistente es diferente, como su propio nombre indica, este tipo de almidón resiste el paso por el estómago y llega al colón donde nuestras bacterias lo reciben como agua de mayo.

Aunque el tipo de almidón resistente varía en función de cómo se cocinen o conserven los alimentos, se pueden diferenciar 4 tipos fundamentales de almidón resistente:

  •        . Tipo 1: Están en las legumbres, cereales y semillas. No es digerido por el estómago al estar recubierto de las células vegetales.
  •        . Tipo 2: Se encuentra sobre todo en el plátano verde y las patatas crudas. No es digerible por sus altos niveles de amilosa aunque al cocerlo a gran temperatura si se vuelve digestible.
  •        . Tipo 3: También conocido como almidón retrogradado. Se genera en algunos tipos de almidón cuando se calientan y se vuelven a enfriar.
  •        . Tipo 4: Es un tipo de almidón que no existe de manera natural y que ha sido creado en laboratorios.
  •         

Otras cualidades del almidón resistente para nuestro organismo

            - Puede ser muy recomendable para diabéticos y personas con rechazo a la insulina, por los siguientes motivos:

o   Disminuye los niveles de azúcar en sangre después de comer.

o   Aumenta nuestra aceptación a la insulina.

- Ayuda a perder peso: Al ser una sustancia difícil de digerir, el almidón resistente tiene menos calorías que el resto y hace que nos sintamos más saciados. Esto hará que a la larga podamos perder peso sin tener hambre.

  •      - Genera grasas “buenas”: Normalmente planteamos una batalla contra todos los tipos de grasas que existen y no debería ser así. Hay grasas buenas necesarias para nuestro cuerpo que debemos consumir en nuestra dieta cotidiana.
  •         

¿Qué alimentos contienen almidón resistente?

  •         . Patatas o Yuca: Sobre todo si se comen después de calentarlas y dejarlas enfriar un rato.
  •         . Plátano verde o plátano macho.
  •         . Las lentejas y los guisantes.
  •         . Arroz y avena.

En guisos.com creamos todos nuestros platos y menús a domicilios pensando en lo mejor para nuestros clientes. Nuestros menús están elaborados de manera que tengan todos los nutrientes que necesita una persona para estar sana y fuerte. Si tienes alguna duda, contacta con nosotros.